FotografiARTE focus LA LIBERTAD.

¡Es difícil sentirse libre como el viento! ¡Cuánto agobio sentimos al sentirnos presos! ¡Qué bien sienta cuando respiramos sin ataduras!

¿Por qué es tan cara la Libertad? ¿Acaso no es una condición con la que nacemos? ¿Qué circunstancias ocurren para irla perdiendo sin apenas darnos cuenta?

Desde el principio de nuestra vida estamos en un lugar determinado, dentro de una sociedad y familia concreta, con una genética y una predisposición definida.

Lo que somos en nuestro interior evoluciona según vamos creciendo y haciendo frente a situaciones, a veces las vivimos en solitario, otras veces en grupo: las experiencias nos condicionan; lo que decidimos o no, también. Y así nos acercamos o alejamos de la libertad.

Mi opinión es que no perdemos la libertad, sino que estamos desde el inicio condicionados. Sólo tienes opción de conseguirla si la persigues, y aún sí el camino no es fácil, porque hay muchas “interferencias”, y porque no todos jugamos con las mismas reglas, ni con los mismos medios.

Focus en la Libertad.

FotografiARTE observando “La Libertad guiando al pueblo”, de Delacroix (Museo del Louvre, París 2017)

FotografiARTE los recuerdos

De nuevo hoy me dice: “¡Pero qué ganas tenía de verte!”. Como si no fuera ayer cuando nos hubiésemos visto.

Y sonrío y la abrazo, con amor y compasión, y sigo su conversación… muchas veces llena de contradicciones, otras tantas un sinsentido. A veces es como si las nubes de su cabeza se disipasen, entonces aparece un discurso lúcido, lleno de ternura y a la vez chispa… es cuando se la reconoce: sigue estando ahí.

Como una mano intentando coger agua de una fuente, así se van escapando los recuerdos.

¿Arden las librerías?

Ir a una librería debería ser un acto cotidiano durante toda nuestra vida, para nutrir nuestro espíritu y fortalecer nuestro pensamiento, para regalar cultura. Ahora las visitamos como lugares de culto, a veces como hito dentro de una ruta turística… más leer y menos figurar.

Shakespeare and Company (París 2017)

A las puertas de los años 20.

Ya en septiembre, avanzando por el último cuatrimestre del 2019 para entrar en “los años 20”.

Hace un siglo las mujeres empezamos a emanciparnos, rompimos la imagen clásica y nos modernizamos: primeros look con pelo corto a lo garçon o tipo bob, flequillos, faldas más cortas, ropa femenina con toques masculinos, vestidos que no marcan cintura, turbantes, gorros, sombreros, cintas de encaje de todo tipo; largos collares de perlas, anillos y otras joyas art deco; maquillajes marcando mucho ojos y boca; primeros pantalones… y mucho charlestón, jazz.

¿Nos parecemos en algo? DESDE LUEGO QUE SÍ

Ahora SOMOS, vivimos el presente y seguimos luchando para ser más y conseguir la igualdad, aquí, allí y en todas partes. Rompiendo moldes nos expandimos, siempre con nuestra diferencia que tanto aporta por ser diversa. Y es que de la diversidad y de la inclusión, del respeto y de la libertad, de la igualdad nace el sentimiento más humano.

Queda tanto por recorrer, y es tan difícil el camino para llegar a tantos planos y dobleces que tiene la vida, que por pequeña que sea la aportación que cada persona haga, todo suma y nos acerca más a ser iguales.

Ser iguales sí, ser iguales aún con nuestras diferencias, hablo de oportunidades, de accesos a puestos y a trabajos hasta ahora en manos sólo de hombres. Hablo de capacidad de decisión sin tutela, de libertad, de igualdad.

Cada político, organismo e institución, cada familia, pareja, persona, todos y cada uno son/somos responsables de que se consiga.

La formación, de la mano de la información, nos ayudará desde cualquier nivel y cualquier área. También la normativa en pro, y el trabajo para ello que hagamos cada un@ de nosotr@s.

En la familia, en la educación, en el deporte, en la política, en las instituciones, en la leyes, en los medios de comunicación, en la cultura, en las redes sociales, en las calles…

Tod@s y en todo lugar, empezando ahora (si aún no lo haces).

Reflexiona: ¿Haces tu aportación?

París 2017

Del norte, de España.

Hay algo que siempre experimentamos las personas que nos notamos del norte. Es más que un sentimiento de alegría profunda cuando estás llegando y te despierta el cambio de temperatura en la piel, es más que el aroma a naturaleza fresca y la posibilidad de una comida que parece más real, sana y auténtica.

No importa dónde hayas nacido ni lo que hayas conocido antes, todo se difumina cuando te sientes del norte, del norte de España.

Y eso que este país es afortunado (y los que habitamos en él lo somos más): por sus diferentes territorios y gentes, por su riqueza multicultural esparcida por todos sus rincones, por la variedad gastronómica al alcance, por las magníficas temperaturas que brinda y sus diversas alternativas para disfrutarlas.

Complicado elegir entre playas o montañas de ensueño, para caminarlas, esquiarlas, recorrerlas de mil formas e incluso volarlas o bucearlas… parques naturales de todo tipo, picos, valles, lagos, ríos, plantas y animales… ciudades maravillosas que recuerdan historias pasadas, que conviven con modernismo, o se quedaron ancladas… ¿Para qué elegir si no hace falta?

Y en el centro un Madrid multicultural, cosmopolita, dinámico, acogedor y abierto, que esconde mil secretos y regala miles de sonrisas y momentos… y un Leiva cantando, y mil conciertos, exposiciones, obras teatrales y eventos artísticos… que te llevan a esos bares, “qué lugares, tan gratos para conversar” y tomarse alguna tapa por la Latina, Huertas o por ejemplo Malasaña, cuando no te dejas ir de terrazas, y puede que termines por la Castellana.

FotografiARTE en San Sebastián 2019
FotografiARTE en Bilbao 2018
FotografiARTE en Vitoria 2018
FotografiARTE en Castro Urdiales 2018
FotografiARTE en Madrid 2019
Fotografiarte desde el cielo de Madrid 2019
FotografiARTE desde el cielo de El Escorial 2019

On boarding!

Todos hemos sido nuevos alguna vez. Con el final del verano se acercan nuevos inicios: el inicio de las clases, la vuelta al trabajo o la incorporación a uno de ellos.

En este post pongo foco en el mundo laboral, y aún conociendo que en esta época es momento de finalización de contratos temporales, quiero dar la bienvenida a todas aquellas personas que han conseguido un trabajo, van a empezarlo y ponen en él sus ilusiones: A los que trabajan por primera vez y a los que se reenganchan de nuevo. Así, animo:

– A los jóvenes que consiguen su primer trabajo para que no olviden nunca que es el inicio de su trayectoria profesional, de un camino donde tendrán que hacer elecciones continuas para sentirse en el lugar que desean estar. Algunos tendrán la suerte de comenzar en un puesto para el que se formaron, a otros les costará un poquito más conseguirlo. Lo importante es tener claro lo que se quiere, y perseguirlo hasta llegar.

– A los no tan jóvenes, que lo tienen un poco más complicado pero no por ello imposible, para seguir avanzando, buscando la forma de integrarse en esa rueda laboral que todo lo absorbe y transforma.

– A los profesionales que, independientemente de su edad, sexo, … son capaces de reinventarse, para que pongan en valor sus capacidades y no sólo consigan “entrar”.

Desde aquí también subrayo el papel decisivo de organismos, instituciones y empresas, en la creación de oferta laboral y en el control de las mismas; en la definición de la formación previa orientada al acceso al mundo laboral; en el desarrollo de profesionales para nuevas competencias, jóvenes y no tan jóvenes, con políticas específicas orientadas a ello.

“On boarding”

FotografiARTE a contraluz

Dicen que el final del verano tiñe de nostalgia los corazones, y es un hecho que se acortan las horas de luz y pasamos en menos tiempo de la luminosidad del sol a la noche oscura.

Pero cada estación del año tiene una parte encantadora, y el final del verano también deja unos atardeceres cálidos, agradables de contemplar, con una gama de colores que avanza la maravillosa paleta pictórica que reinará en nuestra naturaleza durante el otoño.

Por eso desde aquí mordemos la punta de la nariz a este verano, por habernos dejado momentos cómicos, surrealistas, románticos, divertidos y muy pero que muy inesperados.